Abogados especialistas en herencias y sucesiones

Gestión integral

Tramitación total de la herencia, inventario y adjudicación de bienes, junto con la liquidación de impuestos.

RAPIDEZ

Celeridad durante la tramitación de todo el expediente.
Ahorro de tiempo en los trámites.

PRECIO CERRADO

Honorarios cerrados y acordados con el cliente con carácter previo a cualquier actuación. Sin sorpresas.

Gestión integral de la herencia ¿Qué incluye?

Primera consulta. Estudio del asunto y vías de actuación.
Contacto con los herederos para la tramitación de la herencia.
Revisión de toda la documentación. Testamento y escrituras.
Declaración de herederos
Adjudicación de herencia. Soluciones de valoración y reparto de bienes.
Documentación. Escrituras notariales. Registro de la Propiedad
Estudio fiscal. Liquidación de impuestos.
Fin del expediente.

Otras actuaciones en derecho sucesorio

Redacción de testamentos.

Le asesoramos en la redacción del testamento, cumpliendo con todos los requisitos marcados por la ley para su plena validez.  

 

Impugnación de testamentos.

Le informamos sobre la viabilidad de la impugnación del testamento en caso de ser contrario a la ley, o no cumplir con los derechos y garantías de los herederos.



Aceptación de la herencia o renuncia a la misma.

Valoración de los beneficios y riesgos de la aceptación de la herencia. Estudio fiscal y económico, y planteamiento de opciones como la aceptación a beneficio de inventario, o su renuncia.

Tramitación notarial o judicial de la herencia.

En caso de disputas entre herederos, sobre inventario, valoración o reparto, se intenta una vía amistosa y mediación. De no ser posible, debe tramitarse judicialmente.

Partición de la herencia.

Se realiza inventario y valoración de los bienes hereditarios, con el fin de realizar la partición de la herencia con el acuerdo de todos los herederos y legatarios. De no ser así, se proponen diversas opciones y posibilidades para dicha partición.

Reclamación de la legítima o de un legado.

 En ocasiones la legítima no se respeta, perjudicando los derechos de algún heredero. En ese caso, se tramita la reclamación frente al resto de herederos para ver garantizado su cuota hereditaria.